Cualquier persona que se dedique a la autosuperación, al desarrollo de su personalidad, o busque la meta más elevada del crecimiento espiritual, necesita trabajar activamente para comprenderse a sí misma. Esto es porque sólo cuando uno entiende en dónde es que está fallando, puede concentrar sus esfuerzos en lo que necesite mejorar.

Definición de autoconciencia:

  1. La autoconciencia es la capacidad que tiene una persona para practicar la introspección.
  2. Incluye tomar conciencia de la percepción de las propias fortalezas, debilidades, cualidades, defectos, ideas, pensamientos, creencias, ideales, respuestas, reacciones, actitudes, motivaciones y emociones.
  3. Así, la introspección también incluye la evaluación sobre cómo uno es percibido por los demás, y
  4. Cómo impactamos a los demás tomando como base el comportamiento, las respuestas y la conducta de uno mismo.

Los psicólogos a menudo dividen la autoconciencia en dos tipos diferentes: público o privado

  1. Autoconocimiento público: Este tipo surge cuando las personas son conscientes de cómo se muestran a los demás. La autoconciencia pública a menudo surge en situaciones en que las personas son el centro de atención, como cuando se da una presentación o charla a un grupo de amigos. Este tipo de autoconciencia, a menudo obliga a las personas a adherirse a las normas sociales. Cuando somos conscientes de que estamos siendo observados y evaluados, a menudo tratamos de comportarnos con maneras que son socialmente aceptables y deseables. En resumen, mostramos nuestro mejor comportamiento, el cual puede no ser un reflejo de nuestra verdadera personalidad. La autoconciencia pública también puede conducir a la “ansiedad debida a la evaluación” por la que la gente se angustia, se vuelve a ansiosa o se preocupa por la manera en que es percibida por los demás.
     
  2. Autoconocimiento privado: Este tipo ocurre cuando las personas desarrollan conciencia sobre algunos aspectos de sí mismas, pero sólo de manera privada. Por ejemplo, ver su rostro en el espejo es un tipo de autoconciencia privada. Son también buenos ejemplos de autoconciencia privada sentir las sacudidas de su estómago cuando se da cuenta de que olvidó estudiar para una prueba importante o, sentir el palpitar de su corazón cuando ve a alguien que le atrae. Los familiares cercanos y los amigos están al tanto de algunos aspectos de nuestro ser, ya que frente a ellos podemos bajar la guardia. Por lo tanto, se convierten en colaboradores inestimables que nos ayudan a evaluarnos a nosotros mismos.

Cómo incrementar la autoconciencia – Observándose a sí mismo

Para comprender nuestra personalidad, necesitamos comprender la naturaleza de nuestra mente. La mente se compone de dos partes: la mente consciente y la mente subconsciente.

La mente subconsciente es vasta y las impresiones que en ella se encuentran profundamente enraizadas, no son fáciles de descubrir y analizar. Sin embargo, a menudo durante el día la mente estalla y reacciona ante algunos hechos y situaciones de manera negativa.

Como resultado, la persona siente cierta inquietud y experimenta emociones como la inseguridad, el miedo o la rabia. La mayoría de nosotros avanzamos laboriosamente en nuestra vida diaria, sin tomar un momento de pausa para hacer una introspección sobre la razón de experimentar tales emociones. De hecho, a través de tales situaciones en la vida diaria, la mente, al reaccionar negativamente ante situaciones y eventos, abre una ventana y nos proporciona un vistazo de su naturaleza. Si uno está alerta y es objetivo en la visión de uno mismo, puede seguir el camino a través de la ventana que abre la mente.

Como resultado, a través de este proceso uno empieza a ganar mayor autoconciencia de cómo la mente funciona y cómo responde a varios estímulos. Esto se conoce como metacognición, que significa tener conciencia y comprensión de los procesos de pensamiento propios. Este tipo particular de autodesarrollo, se relaciona con la toma de conciencia del propio cuerpo y del estado mental del ser que incluye los pensamientos, ideas, sentimientos y acciones e interacciones con los demás. Por lo tanto, es el primer paso para superar las emociones y las reacciones negativas.

Una persona generalmente responde negativamente ante situaciones y eventos por las impresiones de los defectos de la personalidad que se encuentran en la mente subconsciente.

incrementar la autoconciencia – Observándose a sí mismo

Para comprender nuestra personalidad, necesitamos comprender la naturaleza de nuestra mente. La mente se compone de dos partes: la mente consciente y la mente subconsciente.

La mente subconsciente es vasta y las impresiones que en ella se encuentran profundamente enraizadas, no son fáciles de descubrir y analizar. Sin embargo, a menudo durante el día la mente estalla y reacciona ante algunos hechos y situaciones de manera negativa.

Como resultado, la persona siente cierta inquietud y experimenta emociones como la inseguridad, el miedo o la rabia. La mayoría de nosotros avanzamos laboriosamente en nuestra vida diaria, sin tomar un momento de pausa para hacer una introspección sobre la razón de experimentar tales emociones.

De hecho, a través de tales situaciones en la vida diaria, la mente, al reaccionar negativamente ante situaciones y eventos, abre una ventana y nos proporciona un vistazo de su naturaleza. Si uno está alerta y es objetivo en la visión de uno mismo, puede seguir el camino a través de la ventana que abre la mente.

Como resultado, a través de este proceso uno empieza a ganar mayor autoconciencia de cómo la mente funciona y cómo responde a varios estímulos. Esto se conoce como metacognición, que significa tener conciencia y comprensión de los procesos de pensamiento propios. Este tipo particular de autodesarrollo, se relaciona con la toma de conciencia del propio cuerpo y del estado mental del ser que incluye los pensamientos, ideas, sentimientos y acciones e interacciones con los demás. Por lo tanto, es el primer paso para superar las emociones y las reacciones negativas.

 

Una persona generalmente responde negativamente ante situaciones y eventos por las impresiones de los defectos de la personalidad que se encuentran en la mente subconsciente.

 

SUBIR