La Asertividad es un concepto aportado por la psicología moderna a la comprensión y mejora de nuestras relaciones sociales. Se define como una conducta que permite a una persona actuar con base a sus intereses más importantes, defenderse sin ansiedad, expresar cómodamente sentimientos honestos o ejercer los derechos personales, sin negar los derechos de los otros. Compromete la capacidad de luchar por los propios derechos y expresar pensamientos y creencias en forma directa y apropiada, sin violentar los derechos de los demás.

La persona asertiva suele defenderse bien en sus relaciones interpersonales, está satisfecha de su vida social y tiene confianza en sí misma para cambiar cuando necesite hacerlo.

Más bien, se valoraba la obediencia, el apego a las funciones asignadas, y la capacidad para llevar a cabo fielmente las tareas tal como habían sido concebidas en su planificación.

La asertividad tiene una connotación muy importante en los trabajos de hoy, pues guarda relación con la estrategia y estilo de comunicación de las personas.

  • Ten un buen concepto de tí mismo.Se lo transmitirás a los demás. Es importante tener autoestima. Recuérdate a ti mismo que eres tan importante como los demás. No te dejes intimidar.

  • Se educado. Estar enfadado provoca confusión en uno mismo y hace que los demás te vean como una persona débil, histérica y con baja credibilidad. Hay que escuchar a los demás y tener en cuenta sus puntos de vista. Negar o ser testarudo no suele funcionar a largo plazo. Es mejor guardar la calma y educada, pero firmemente, exponer la opinión propia.

 

  •  Conducta Verbal
       Directa
     Firme
     Conducta No Verbal
       Contacto ocular directo
     Gestos firmes
     Postura relajada
     Voz sin vacilación
     Consecuencias
      Defiende sus derechos
    Esta relajado y satisfecho
    Resuelve problemas
  •  Conducta Verbal
       Impositiva
     Interrumpe a los demás
     Conducta No Verbal
       Mirada fija
     Gestos amenazantes
     Postura hacia delante
     Volumen de voz elevado
     Consecuencias
      Viola derechos de otros
    Crea tensión
    Conflictos interpersonales
  •  Conducta Verbal
       Vacilante
     Cortada
     Conducta No Verbal
       Rehúye la mirada
     Movimientos nerviosos
     Postura recogida
     Volumen inaudible
     Consecuencias
      No defiende sus derechos
    Pierde oportunidades
    Conflictos interpersonales
  • Ten un buen concepto de tí mismo.Se lo transmitirás a los demás. Es importante tener autoestima. Recuérdate a ti mismo que eres tan importante como los demás. No te dejes intimidar.
  • Se educado. Estar enfadado provoca confusión en uno mismo y hace que los demás te vean como una persona débil, histérica y con baja credibilidad. Hay que escuchar a los demás y tener en cuenta sus puntos de vista. Negar o ser testarudo no suele funcionar a largo plazo. Es mejor guardar la calma y educada, pero firmemente, exponer la opinión propia.
  • Discúlpate cuando sea necesario.No tienes que estar pidiendo disculpas por todo, a menos que sea necesario hacerlo. Si reservas las disculpas para cuando sea oportuno, no disminuirás tu amor propio y los demás te tomarán en serio para otros asuntos.
  • Di no cuando quieras decir no.No seas una persona sumisa. En los momentos en que no estés de acuerdo, exprésalo, con respeto. Los demás agradecerán tu honestidad.
  • No arrincones a los demás.Deja que los demás se expresen y trata las personas con respeto. La humillación nunca es una opción.
  • Nunca recurras a las amenazas.Tu credibilidad, desaparecerá. Una afirmación tranquila de los pasos que se está dispuesto a seguir es mucho más eficaz.
  • Nunca recurras a las amenazas.Tu credibilidad, desaparecerá. Una afirmación tranquila de los pasos que se está dispuesto a seguir es mucho más eficaz.
  • Acepta los errores cuando sea necesario.ES imposible que siempre lleves razón en todo, así que reconoce cuándo te has equivocado. Acéptalo con elegancia.
  • Discúlpate cuando sea necesario.No tienes que estar pidiendo disculpas por todo, a menos que sea necesario hacerlo. Si reservas las disculpas para cuando sea oportuno, no disminuirás tu amor propio y los demás te tomarán en serio para otros asuntos.
  • Ten un buen concepto de tí mismo.Se lo transmitirás a los demás. Es importante tener autoestima. Recuérdate a ti mismo que eres tan importante como los demás. No te dejes intimidar.
  • Se educado. Estar enfadado provoca confusión en uno mismo y hace que los demás te vean como una persona débil, histérica y con baja credibilidad. Hay que escuchar a los demás y tener en cuenta sus puntos de vista. Negar o ser testarudo no suele funcionar a largo plazo. Es mejor guardar la calma y educada, pero firmemente, exponer la opinión propia.

 

 

  • Mira a los ojos cuando hables con los demás.No se trata de intimidar, si no de demostrar seguridad en ti mismo.
  • Ten un buen concepto de tí mismo.Se lo transmitirás a los demás. Es importante tener autoestima. Recuérdate a ti mismo que eres tan importante como los demás. No te dejes intimidar.
  • Se educado. Estar enfadado provoca confusión en uno mismo y hace que los demás te vean como una persona débil, histérica y con baja credibilidad. Hay que escuchar a los demás y tener en cuenta sus puntos de vista. Negar o ser testarudo no suele funcionar a largo plazo. Es mejor guardar la calma y educada, pero firmemente, exponer la opinión propia.
  • Acepta los errores cuando sea necesario.ES imposible que siempre lleves razón en todo, así que reconoce cuándo te has equivocado. Acéptalo con elegancia.
  • Mira a los ojos cuando hables con los demás.No se trata de intimidar, si no de demostrar seguridad en ti mismo.
  • Ten un buen concepto de tí mismo.Se lo transmitirás a los demás. Es importante tener autoestima. Recuérdate a ti mismo que eres tan importante como los demás. No te dejes intimidar.
  • Se educado. Estar enfadado provoca confusión en uno mismo y hace que los demás te vean como una persona débil, histérica y con baja credibilidad. Hay que escuchar a los demás y tener en cuenta sus puntos de vista. Negar o ser testarudo no suele funcionar a largo plazo. Es mejor guardar la calma y educada, pero firmemente, exponer la opinión propia.
  • Discúlpate cuando sea necesario.No tienes que estar pidiendo disculpas por todo, a menos que sea necesario hacerlo. Si reservas las disculpas para cuando sea oportuno, no disminuirás tu amor propio y los demás te tomarán en serio para otros asuntos.
  • Di no cuando quieras decir no.No seas una persona sumisa. En los momentos en que no estés de acuerdo, exprésalo, con respeto. Los demás agradecerán tu honestidad.
  • No arrincones a los demás.Deja que los demás se expresen y trata las personas con respeto. La humillación nunca es una opción.
  • Nunca recurras a las amenazas.Tu credibilidad, desaparecerá. Una afirmación tranquila de los pasos que se está dispuesto a seguir es mucho más eficaz.
  • Acepta los errores cuando sea necesario.ES imposible que siempre lleves razón en todo, así que reconoce cuándo te has equivocado. Acéptalo con elegancia.
  • Mira a los ojos cuando hables con los demás.No se trata de intimidar, si no de demostrar seguridad en ti mismo.

Converse con nosotros...

Nuestros psicologos están preparados para entender su solicitud, conversemos y de seguro le ayudaremos a mejorar la gestión laboral en su empresa...

SUBIR